>

    La TV paga sigue reinando pero crecen amenazas

    TVpagaReemplazada

    Sigue reinando con alto margen en el consumo audiovisual, pero resulta interesante observar quiénes y debido a qué no la consumen. Un fenómeno generacional que, en Argentina, contó con un impulso extra por la crisis económica. Algunas conclusiones de un interesante enfoque del especialista en comunicaciones y nuevas tecnologías, Enrique Carrier.

     

    Si bien la TV paga sigue reinado claramente como plataforma de consumo audiovisual, comienza a ser visible, a nivel estructural, la amenaza del recambio generacional así como, a nivel coyuntural, el impacto de la recesión, afirma el especialista Enrique Carrier.

    Sobre la base de hogares conectados a internet, la TV paga sigue teniendo una fuerte penetración, del 84%, según surge del informe "Tecnología en el hogar 2019", y la variedad de contenidos (no todos están disponibles en internet), la agregación de éstos, la tendencia a ofrecerlos también bajo demanda, su empaquetamiento con mínimamente un servicio de banda ancha (al que se le puede agregar telefonía fija y/o móvil) y el hábito, se conjugan para que la TV paga mantenga su vigencia.

    No obstante, se observa una caída de 4 puntos en su penetración en el nivel socioeconómico bajo respecto de un año atrás, reflejando el impacto de la recesión, agrega el informe realizado por Carrier y Asociados.

    En cuanto a las opciones gratuitas, somo son la TV analógicas y la televisión digital abierta (TDA), muestran un leve crecimiento a pesar de que la TDA tiene menor penetración en localidades chicas, evidenciando limitaciones de cobertura.

    Así, existe un 5% de los hogares conectados donde no se consume TV, ni paga, ni gratuita. No obstante, esto se da mucho más en los hogares jóvenes (con integrantes sólo centennials y/o millennials, menores de 35 años), donde este valor más que triplica la media, llegando al 18%. La tendencia que se acentúa respecto del año anterior, cuando este valor era del 12%.

    Esto no significa que en los hogares jóvenes no se consuma contenido audiovisual, pero sí que éste proviene exclusivamente de Internet, sea en forma gratuita (YouTube), paga (Netflix), compartida (Flow) o a través de descargas.

    Aquí si bien el factor económico tiene sin duda su incidencia, también hay un tema de formas de consumo así como de contenidos específicamente. Claramente, el modelo de TV a través de una infraestructura específica comienza a dejar su lugar a uno de infraestructura abierta, advierte finalmente el informe de Carrier y Asociados.

     

    TVpagaAmenazada

     

    Publicado el 19 de noviembre de 2019

    © Economía y Empresas / Diseño: F1 Computación & Servicios

    Menu Principal