Copartipaciones para mayor autonomía municipal o para las elecciones legislativas?

La Nación volverá a repartir el Fondo Educativo que había cortado el año pasado. La provincia de Buenos Aires se lo anunció a los municipios, horas después de cambiar los índices de copartipación municipal que supone que 75 distritos recibirán menos fondos este año. También esta semana la Administración nacional estableció que las municipalidades de todo el país podrán pedirle auxilio financiero sin pasar por sus respectivos gobernadores. Acciones coincidentes para la pax eleccionaria en la segunda mitad de este año. Mientras tanto, la real autonomía de los municipios, declarado anhelo compartido, no aparece como algo cercano. Escribe Eduardo Mario Costamagna*

 

La provincia de Buenos Aires recibirá durante 2013 casi 7 mil millones de pesos correspondientes al Fondo Educativo, de los cuales 1.100 millones serán coparticipados con los municipios para la realización de inversiones escolares.

Así lo destacó esta semana la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, quien detalló que el Estado nacional destinará unos 6.986 millones de pesos del Fondo Educativo, dinero que está afectado a la realización de obras de infraestructura educativa.

Como se recordará, el año pasado el Gobierno nacional definió que el Fondo Educativo, que se distribuía entre los municipios, no fuera coparticipable, por lo que las comunas de la provincia perdieron casi mil millones de pesos que ya habían sido contados en sus presupuestos.

Además, la ministra indicó que durante 2013 los municipios de la provincia obtendrán 13.619 millones de pesos en coparticipación, lo que representará un 28 por ciento más que en 2012.

La noticia llega en medio de los renovados reclamos de la Provincia por la rediscusión de la distribución de fondos federales, y las quejas de algunos intendentes por los cambios en el reparto bonaerense.

La semana pasada la Provincia oficializó los nuevos coeficientes de distribución de la coparticipación municipal, lo que generó que 75 distritos perdieran participación en el reparto. Por eso, jefes comunales se quejaron por los criterios usados para definir el reparto, y diputados de la oposición propusieron que sean definidos por la Legislatura. Pergamino, en cambio, figura entre los distritos que recibirá un leve aumento de la copartipación.

Imprevisibles e inesperados cambios en los fondos de coparticipación que disponen anualmente los municipios que no solamente aparecen algo alejados de una proclamada mayor autonomía de las comunas bonaerenses, sino que también dificultan cualquier planificación presupuestaria para un desarrollo más o menos sustentable que pudieran intentar los intendentes.

No faltan declaraciones oficiales sobre la conveniencia de que los municipios caminen hacia una mayor autonomía que les permita ese desarrollo sustentable que mencionamos y también poner en marcha sus potencialidades y aprovechar sus ventajas y compensar sus debilidades. Lo que no aparece como consistente con el enunciado son estos cambios en el flujo de fondos que les corresponden a los distritos bonaerenses.

Es entonces que la intención de regionalizar los municipios que tiene en mente hace tiempo Scioli, destacando los aspectos positivos que pueda tener, no pueden menos que verse como "sospechosa" de mayor burocracia y de mejor control político.

Esto último no puede soslayarse en el primer Estado argentino, toda vez que el peso electoral de un pequeño puñado de municipios (por su cantidad de habitantes, claro) tienen peso decisorio en las elecciones provinciales y nacionales.

No puede sorprender entonces la Resolución 13 del año 13, de la Jefatura de Gabinete nacional,  también de esta semana, que establece el "Procedimiento para Solicitudes de Ayuda Financiera", con el que los municipios podrán pedir fondos al Estado sin necesidad de que intervenga a gobernación provincial.

Entre los considerandos se dice que la creación de este procedimiento obedece a "la necesidad de crear políticas y acciones de Estado que permitan fortalecer los niveles subnacionales de mayor descentralización, estableciendo las debidas facultades para poder implementar mecanismos de asistencia económica y financiera destinados a mejorar la eficacia, la capacidad de respuesta y el resultado de la gestión por parte de los gobiernos municipales".

Tan políticamente correcto como ambiguo dicho tramo de los considerandos de una resolución que vino a completar una semana que ha demostrado "predisposiciones" en varios sentidos pero coincidentes en "calmar ánimos" en varios distritos con vistas a una segunda mitad del año sin conflictos para el acto eleccionario.

No puede menos que encontrarse una interpretación política a estos cambios, aun para un sitio como éste que espera ver avances concretos que brinden una mayor autonomía real a los municipios, como algo clave para el crecimiento armónico del país.

* Director de www.economiayempresas.com.ar