Aumento de hasta 40 por ciento en el impuesto sobre los Ingresos Brutos para industrias y bancos

Las provincias buscarán salir de la incertidumbre financiera implementando incrementos en la presión tributaria para la mayoría de las actividades económicas.

El impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) fue el más elegido para garantizar un piso de recaudación en la mayoría de ellas y la industria manufacturera, local y asentada en otras jurisdicciones, uno de los sectores más afectados.
Así lo indica un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), difundido por el diario El Cronista, según el cual 2013 tendrá una suba en la presión del impuesto a los Ingresos Brutos mayor a la registrada el año previo.
La mayoría de las provincias aprovechó diciembre pasado para sancionar leyes tributarias con fuertes aumentos de las alícuotas de sus impuestos, en especial IIBB.
El Iaraf, que comanda Nadín Argañaraz, evaluó las alzas impositivas efectuadas en cinco jurisdicciones: Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y las provincias de Mendoza; Córdoba; Santa Fe y Buenos Aires, señalando que en los dos últimos años la industria manufacturera fue uno de los sectores más afectados por el alza tributaria.
En el promedio de las cinco provincias analizadas, las industrias locales (de mayor facturación) tendrían subas del 40 por ciento en los impuestos de 2013, por lo que acumularía 130 por ciento en dos años.
Las entidades financieras tuvieron alzas de 35 por ciento en los últimos dos años y a la telefonía se le aplicaron alzas de impuestos provinciales de 39 por ciento para el caso del servicio fijo y de 32 por ciento para la móvil.
Así, el comercio acumula una presión tributaria de 26 por ciento en los últimos dos años, principalmente por ajuste estimado de 19 por ciento promedio en las cinco provincias analizadas.