El Indec coincide con informe del Banco Mundial sobre clase media

“Los datos del Banco Mundial referidos al fenómeno de crecimiento de la clase media son consistentes con las mediciones que elaboran en la región los institutos de estadística oficiales, y otros organismos internacionales como la CEPAL”, sostuvo el Lic. Claudio Comari, director nacional de Estadísticas de Condiciones de Vida y director de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec.

El reciente informe del Banco Mundial “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina” da cuenta que en la Argentina la “clase media” se duplicó en más de 9.3 millones de personas. El mayor porcentaje de crecimiento de la clase media en toda la región durante las últimas décadas, seguido por Brasil que incorporó un 22 por ciento y Uruguay un 20 por ciento a esa población, según difundió el INDEC.

Comari destacó que el Informe “pone el acento en el cambio en las tendencias de los indicadores de desarrollo e inclusión social producido a partir del año 2003. El estudio expresa que gran parte del crecimiento de esta clase media es consecuencia del crecimiento del PBI, y de la incidencia de la redistribución del ingreso; se señala con claridad que los países que tienen mayor proporción de crecimiento de sus clases medias son aquellos que han tenido políticas redistributivas más fuertes: la Argentina en primer término, y en segundo lugar Brasil”.

Además, destacó que “son correctas las conclusiones del informe. Latinoamérica en conjunto ha tenido décadas de crecimiento sostenido de la pobreza, de crecimiento sostenido de la desigualdad y es a partir de la asunción de una serie de gobiernos como el de Lula Da Silva en Brasil, Néstor Kirchner en Argentina, la anterior llegada de Chávez en Venezuela, luego Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia, que se verifica un fuerte cambio en las políticas públicas”.

“En toda la región se verificó una tendencia a fortalecer el rol del Estado en la economía recuperando el control de empresas y recursos claves y se implementaron políticas de promoción de los mercados internos, lo que redundó en un marcado descenso de la desocupación y mejoras de los ingresos y condiciones laborales. Asimismo se aplicaron políticas de seguridad social de amplio alcance como los planes jubilatorios universales, la Asignación por Hijo de la Argentina, el Plan Bolsa Familia en Brasil, etc.”

“Todo esto acompañado de políticas que volcaron el peso de la carga fiscal en los sectores de mayor capacidad contributiva, es decir, cobrándole más impuestos a los más ricos y asegurando para los estados el control de una parte de las rentas extraordinarias que ofrecen los precios internacionales de las materias primas,” expresó.

Para disminuir los índices de desocupación, el funcionario destacó: “volcar el peso de la carga fiscal en los sectores de mayor capacidad contributiva, es decir, cobrarle más impuestos a los más ricos, esto dinamiza las economías y mercados internos”.