La Eurozona en recesión: Qué pasará con su Política Agrícola Comunitaria?

Posiblemente nunca hemos prestado tanto atención a la situación europea desde el fin de la Segunda Guerra Mundial como en estos años de profunda crisis de la Eurozona. El economista del INTA Pergamino, Reinaldo Muñoz*, nos avisa de una profunda transformación que deberá tener la política agrícola en esa región, que no aparece en primera plana, pero que debe interesarnos. Que siempre importó a la Argentina lo que Europa hace con su agricultura también se  refleja en este artículo para economiayempresas.com.ar.

Resumen

Según los reportes del FMI, los 17 diecisiete países que integran la zona euro volvieron a entrar en recesión en 2012. Su crecimiento fue negativo por segundo trimestre consecutivo, esto no sucedía desde 2008. Además, el Banco Central Europeo (BCE) estimo que economía de la zona del euro se contraerá nuevamente en 2013. Hasta el momento, el colapso financiero de Europa concluirá afectando a sus negocios productivos.

Un gran interrogante es que pasará con la agricultura europea, tradicionalmente protegida la Política Agrícola Comunitaria (PAC) y por sus elevados subsidios. La misma no ocupa como antes los primeros planos de los diarios y todo parece indicar que se avizora una profunda transformación de la misma. La busca de la eficiencia, resulta similar a otras actividades y regiones que se han visto convulsionadas, con la política económica de los ajustes para lidiar con el endeudamiento público. En paralelo, en Sudamérica, sin subsidios y con pesadas cargas tributarias, la competencia por la sobrevivencia ha llevado a las empresas agropecuarias a una  vanguardia tecnológica, mostrando elevada productividad y saldos exportables crecientes.

Antecedentes; la Política Agropecuaria Común

La Política Agrícola Común (PAC) de la Comunidad Europea, está vigente desde 1962. Fue uno de los pilares en la construcción de la Unión Europea y desde entonces brindó variados subsidios a los productores rurales, con el objetivo de asegurar el abastecimiento domestico y garantizar el ingreso rural. Fue una de las medidas más consensuadas y una respuesta a un deseo básico de la población, -lograr seguridad alimentaria-, y evitar las penurias que se pasaron dichos pueblos durante la II Guerra Mundial. En los atisbos de la actual Unión Europea (UE), fue la única política activa ejecutada por la UE por largos años, justificada por la diversidad de situaciones de la agricultura de cada país. Por su efecto integrador fue estratégica para la consolidación de la UE y de allí, su defensa a ultranza.

El fuerte apoyo a los agricultores europeos, hizo florecer el campo, las políticas de bienestar social hicieron posible contar con una mesa abundante y aún sobró alimentos. Con los años, fueron creciendo los stocks de leche en polvo, manteca, azúcar de remolacha, y de cereales. Los rebaños bovino y ovino se multiplicaron, la horticultura se expandió y la Unión Europea fue tornándose una gran exportadora mundial de productos agrícolas.

Hacia fines de la década de 1980, el proteccionismo agrícola europeo comenzó, por varias razones, a ser cuestionado. En el ámbito de la Organización Mundial de Comercio (OMC), recibió críticas de los países exportadores y emergentes, que querían eliminar las barreras comerciales y abrir los mercados para sus productos. El gasto de esta política agrícola llegó hasta un 70% del presupuesto total de la Unión Europea, entre los subsidios y los stocks que crecieron. También, los consumidores europeos comenzaron a percibir que sin dichas barreras los productos del exterior, podrían llegar más baratos a sus consumidores.

Luego de varios años, los subsidios totales a la agricultura en el mundo desarrollado (EEUU, UE y Japón) orillaron la cifra de 1000 millones de dólares diarios. La PAC comenzó a ser revisada en 1992. Algunos mecanismos regulatorios fueron disminuidos, se permitieron importaciones para favorecer a los consumidores de frutas, carnes, azúcar. Sin embargo, continuaron las transferencias directas de recursos, que representaban la mitad el presupuesto de la Unión Europea (UE). Políticamente, contaban con la defensa de las entidades rurales, lideradas por Francia y Alemania. Y para la opinión ciudadana del primer mundo, eran avaladas y contaban con su aprobación. Por el contrario, los países agro exportadores se agruparon y comenzaron sus protestas, como el grupo Cairns en las Rondas Uruguay del GATT.

La multifuncionalidad y la productividad agrícola.

La UE precisó relanzar su PAC introduciendo a los valores tradicionales de la agricultura europea, la modernidad y la cuestión ecológica. Los formuladores fundaron el concepto de "multifuncionalidad rural". Con ella, se procuraba mantener a los productores en sus tierras, cultivando y viviendo como lo hicieron los antiguos campesinos europeos. Se lograba de este modo, evitar la migración y competir con el empleo urbano. Con una población estabilizada, se buscaba lograr un equilibrio en la sociedad rural y urbana.

La multifuncionalidad de la agricultura intentó instalar un reconocimiento a los agricultores que además de generar alimentos y materias primas, preservaron los hábitos y las costumbres y el paisaje rural. Así, los subsidios dejaron de ser los productos y pasaron a remuneraciones por los servicios que los mismos prestaron al medio ambiente. El paisaje y el valor de las comunidades rurales, justificó los subsidios aún sin una contraparte productiva.

Una gran parte de la población de Europa vive fuera de los grandes centros urbanos. En otras, el campo se urbanizó, crecieron las formas peri urbanas y contaron con el beneplácito de habitantes de las ciudades. A su vez, se favoreció el turismo, la culinaria, y el modo de vida típico europeo, con el agregado de la modernidad y la comunicación.

Las modificaciones a la PAC proteccionista a ultranza mostraron languidecer. Se bajó el monto de los subsidios a un nivel medio de 42% del presupuesto de la UE. Se dejaron sin efecto las garantías de los precios mínimos, substituyéndose por pagos directos a los productores. Los elevados stocks cayeron, los agricultores se acostumbraron a la ayuda de costo justificada por la multifuncionalidad, sin preocuparse con el nivel de la producción.

Los productores rurales europeos envejecieron, y sin estimulo, bajaron su productividad. Para quien poseía una vaca recibía ayuda de costo por animal, sin contar si esta producía o no leche. Los subsidios fueron tanto a los pequeños agricultores, como a los más ricos, e integrados a las corporaciones. La caída productiva fue generalizada y se fue tornando un gran problema para la agricultura europea.

Pese a proteger el sistema agroambiental, el sistema productivo resultó ineficiente e incapaz de competir en un mundo globalizado. Con el transcurso del tiempo la UE se volvió una gran importadora de alimentos.

En el contexto actual, la a crisis financiera global se profundizó, afectando fuerte a varios países de la UE. Se fueron cortando las regalías a la economía, siendo previsible que sea difícil a futuro mantener los subsidios agrícolas tal como están.

En este contexto, nadie propala qué hacer con la PAC Europea, porque en realidad lo que se debate es qué hacer con la UE, con su moneda y las crisis de deudas soberanas. La opulencia de los subsidios habría llegado a su fin, pero aun así deberán encontrar un equilibrio entre lo ambiental, lo productivo y la modernidad.

Cual es el futuro de la PAC

Para la FAO y el Banco Mundial, deberá ocurrir un fuerte choque y se prevé cambios hacia la mayor productividad, con un avance de la tecnología y de la gestión. La modernidad deberá ser un golpe similar al de la agricultura rusa, después de décadas de fracasos con el fin de la Unión Soviética. Similar a Cuba, donde se buscan formas de estimular la producción rural, luego de décadas del socialismo castrista. Igualmente en China, la modernización del campo urge y es contemplada como la única salida más sustentable para dicho país.

Sin duda habrá fuertes cambios en la agricultura mundial, con regiones que deberán acelerar dicho cambio y en otras, consolidarse. Cuanto más se demore, más penosa será la recuperación, porque el cómodo status quo de la PAC de la UE, parece una historia del pasado.

Una contraposición fue la agricultura de Sudamérica, donde los agricultores fueron penalizados por las pesadas cargas tributarias, por el clima, por la infraestructura deficiente, etc. Cuya única salida ha sido una inversión elevada en tecnología, en formas organizativas emprendedoras y en una modernidad capaz de lograr la sobrevivencia. No en vano, America del Norte y del Sur constituyen los polos excedentarios de agro alimentos que el mundo moderno dispone. Precisamente, lo que la Unión Europea hubiera querido lograr en sus objetivos iniciales.

Bibliografia.

Banco Central Europeo (2012). La eurozona en recesión: contratación mayor a la prevista. www.ecb.int/ecb/html/index.es.html

FMI (2012). Perspectivas de la economía mundial, octubre.www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/weo/2012/02/pdf/texts.pdf

* MS, PhD. Jefe Estudios Económicos INTA Pergamino. Mail: panorama@ pergamino.inta.gov.ar