Los medios on line contra los diarios y los kioscos

No es cuestión de anunciar "muertes" que nunca se cumplen como históricamente se ha comprobado, pero que lo diga el presidente del grupo Prisa en una asamblea de empresarios de diarios americanos no deja de llamar la atención y llama a reflexionar sobre una tendencia que crece y está cambiándolo todo, no solo el tradicional negocio de los medios impresos.

Ya existe una pequeña biblioteca de escritos varios (en bits y en papel) sobre la avance exterminador de la red sobre los tradicionales diarios y buena parte de éstos son interesantes, pero que provengan de tradicionales empresas de prensa y que sean tan categóricos como las de Jose Luis Cebrián Echarri en la 68º Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), seguramente no abundan.

Es que este madrileño que completa 68 años de vida este 30 de octubre, hijo de Vicente Cebrián que fuera director del diario Arriba, órgano de comunicación de la falange española durante el régimen franquista, fue directamente a la médula al plantear antes sus colegas que el mecanismo de financiación de la prensa en papel a través de la publicidad está agotado desde la irrupción de Internet y no se vislumbra un único modelo de éxito para el futuro, cuestión que es compartida por otros académicos y expertos.

Y también, como para utilizar un dicho popular originado en la prensa escrita, Cebrián no anduvo con "medias tintas" al asegurar que "económicamente nadie tiene la respuesta" sobre las nuevas vías de financiación y al detallar que "no existe ningún periódico que haya realizado una migración del papel a las versiones digitales con éxito en términos de rentabilidad económica".

Claro que habrá que discernir en este punto si lo que dice el presidente del grupo Prisa y actual director del diario español El País, en cuanto a rentabilidad económica, está haciendo referencia a la tradicional rentabilidad de los diarios o la rentabilidad del mundo de la internet, que es de constante innovación y cambio y por ende más riesgoso, como puede comprobarse viendo la mortalidad joven de emprendimientos digitales.

Que Cebrián no ignora lo antedicho se demuestra con otras afirmaciones de su discurso ante la asamblea de la SIP, como cuando repasó la caída de los ingresos publicitarios y dijo que por cada dólar neto de publicidad que se genera en las redes se destruyen 10 en el papel.

Tampoco anduvo con medias tintas al calificar la situación como una "revolución sangrienta", cuando vaticinó que en España 7 mil periodistas perderán su empleo en un período aproximado de tres años, cifra que casi se triplica en el caso de Estados Unidos.

Este estudiante de humanidades en la Universidad Complutense de Madrid y graduado en 1963 en la Escuela Oficial de Periodismo de España, abundando en la revolución, explicó que los cambios tienen efectos sobre el periodismo de investigación, modifican la profesión periodística y la estructura de las redacciones, ya que los productos son diferentes.

Cebrián fue aun más lejos en sus pronósticos ya que, al insistir en las diferencias de los productos, dijo que también desaparecerán los kioscos y que el sistema de distribución tradicional también está en discusión, está en cambio.

En el mismo panel de la asamblea de la SIP, Rosental Calmon Alves, experto en medios de la Universidad de Texas en Estados Unidos, dijo que "es una revolución comparable a la de Gutenberg" y agregó que el problema no es solo la circulación de diarios en papel, que se reduce paulatinamente desde hace 60 años, sino la drástica caída de los ingresos por publicidad".

Este especialista agregó que la crisis no será el fin de los periodistas ni del periodismo, ya que los contadores de historias han existido desde el tiempo de la cavernas, pero -al igual que Cebrián- dejó clara la necesidad que tienen las empresas de crear otros modelos para subsidiar la profesión y disminuir la dependencia de la publicidad que "no regresará" al sistema tradicional.

"Es una comunicación nueva" dijo Alves, quien categóricamente pronosticó que el "periódico de papel será un producto cada vez más caro, hasta que se convierta en un objeto de lujo y difícil de vender".

El caso Newsweek

A poco de concluir la Asamblea de la SIP, Tina Brown, editora jefa de Newsweek, la famosa revista estadounidense semanal con 79 años de historia, anunció que decidieron poner fin a la edición impresa para convertirse en exclusivamente digital a fin de este año.

El Grupo Veintitrés, al que se identifica cercano al gobierno, de los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, edita en Buenos Aires la versión argentina de la revista.

La decisión -que estará acompañada de despidos de empleados- se tomó porque fue imposible resistir los desafíos económicos que hoy representa la impresión en papel “ante la brutal caída de la publicidad y de los lectores, que se pasan aceleradamente a Internet”, dijo Tina Brown. Por esto, la última edición impresa saldrá el 31 de diciembre y el año próximo saldrá como contenido digital pago en internet y aplicaciones para celular.

Según el diario español El País en los últimos cinco años se cerraron 146 periódicos en EE.UU. y otros 14 se convirtieron exclusivamente en medios online. Esto provocó la pérdida de más de 35 mil puestos de trabajo y que el número de lectores de prensa escrita descienda desde los casi 63 millones de 1985 hasta los poco más de 45 millones hasta 2009.

Eduardo Mario Costamagna