Rige impulso al desarrollo bancario en el interior

Tratan de promover que los bancos abran sucursales y también cajeros automáticos en regiones que no son tan importantes para el negocio financiero. El Banco Central elabora un mapa de unas 3.400 localidades del país teniendo en cuenta la disponibilidad de servicios financieros y la actividad económica.

El Banco Central de la República Argentina destacó que este mes entró en vigencia una nueva normativa, referida a la autorización para instalar sucursales de entidades financieras y cajeros automáticos, a partir de una redefinición del esquema de zonificación del territorio nacional.

La Comunicación "A" 5355 del BCRA establece nuevos criterios "tendientes a promover la instalación de sucursales y cajeros automáticos en regiones de menor desarrollo relativo de la infraestructura del sistema financiero".

El Boletín de Estabilidad Financiera justificó la reformulación por la necesidad de "lograr una mejor caracterización a nivel de localidad".

El esquema anterior de zonificación estaba basado en información a nivel de aglomerados urbanos, departamentos y provincias, lo cual comportaba "un déficit en términos de equidad horizontal (igual trato a igual condición)", evaluó el Central.

Así, "localidades diferentes entre sí eran tratadas idénticamente desde el punto de vista regulatorio, por el solo hecho de pertenecer a un mismo departamento o a una misma provincia".

Resultaba "indispensable" generar un sistema de información que permitiera "reconocer con más precisión las heterogeneidades existentes a lo largo del territorio argentino", según el BCRA.

Por eso, el Central elaboró un mapa geo-referenciado de poco más de 3.400 localidades del país, a partir de variables sobre disponibilidad de servicios financieros y de actividad económica.