Caen las expectativas de consumidores en la economía

En agosto, las expectativas de los consumidores en la economía fueron 17,1 por ciento más bajas que en el mismo mes del año pasado, de acuerdo con un relevamiento de la Universidad Católica Argentina (UCA) y la consultora Gallup.

"El Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) registró una caída en agosto debido a un aumento de las opiniones negativas sobre la situación actual y, particularmente, a un significativo deterioro en las perspectivas para los próximos meses", señala el informe.

El informe da a conocer que "el 19 por ciento de los argentinos considera que la situación económica actual del país es muy o bastante buena, mientras que el 40 piensa que no es ni buena ni mala y otro 40 opina que es bastante mala o muy mala".

"Las opiniones negativas tienen mayor incidencia entre las mujeres (42 vs 37 en los hombres), los niveles medios y bajos (41 y 40 vs 32 en la clase alta) y en Capital Federal y el Interior (42 y 41 vs 37 en el GBA), detallan.

Refiriéndose a las expectativas para los próximos seis meses "el 20 por ciento de los entrevistados considera que la situación económica mejorará, y un 41 por ciento opina que permanecerá igual y un 35 por ciento que empeorará.
Agregan que "las opiniones negativas respecto al futuro de la economía crecieron del 27 por ciento, el mes pasado al 35 por ciento", en la medición de agosto.

Respecto al comportamiento del empleo, el 19 por ciento de los consultados consideró que "hay muchos o bastantes" puestos de trabajo disponibles actualmente, mientras que un 31por ciento opina que "no hay muchos ni pocos" y el 46 afirma que "hay pocos o muy pocos".

Sobre las perspectivas del empleo para el próximo semestre, el 19 por ciento de los entrevistados estima que el empleo crecerá, mientras que el 46 opina que habrá la misma cantidad de puestos de trabajo disponibles que hasta ahora y un 27 considera que habrá menos puestos de trabajo.

Las opiniones pesimistas sobre evolución del empleo crecen en las mujeres (30), en las clases altas (34) y en la Capital Federal (32).