La producción industrial cayó 6,1% en junio

La Unión Industrial Argentina (UIA) dio a conocer que el nivel de actividad del sector se contrajo 6 por ciento en junio, debido a la fuerte contracción que se registró en el rubro automotriz.

 

Según el informe de la UIA difundido por el diario Buenos Aires Económico (BAE), en los primeros seis meses del año la producción industrial cayó 1,1 por ciento interanual. Los datos preliminares revelaron además, que la actividad fabril disminuyó 2,4 por ciento con respecto a mayo pasado.

El Centro de Estudios de la central fabril destacó que la expansión del rubro sigue mostrando una gran heterogeneidad, por lo que en algunos sectores como el automotriz o el de metales básicos, se registran bajas importantes. También indican en el informe que se desaceleró la actividad en el sector químico y petroquímico, que era el que venía liderando el crecimiento acumulado.

En cambio los sectores textil y de edición e impresión, revirtieron las bajas que venían registrando en los últimos meses y cerraron el mes pasado en niveles positivos. Lo mismo ocurrió en el sector de minerales no metálicos, a pesar de que se redujo la producción de cemento.
El sector Alimentos y Bebidas también aumentó su nivel de actividad aunque la suba fue moderada.

En otro orden, la producción del sector automotriz se redujo 34,4 por ciento interanual, ligado a una importante baja en las exportaciones en especial hacia Brasil. Al mismo tiempo, la base de comparación era elevada, porque en junio de 2011 se fabricaron 80 mil vehículos.

En ese sentido, si se descontara la contracción del sector automotriz, la producción industrial se habría reducido apenas 0,2 por ciento interanual.
Según la UIA, hay expectativas de recuperación en el segundo semestre del año porque los datos preliminares de julio revelan que el sector automotriz se contrajo 6,7 por ciento contra la baja de 27,9 por ciento del último trimestre y con expectativas de mejora a futuro.

Por otro lado, el rubro de industrias metálicas básicas registró una caída del 4,3 por ciento, con una contracción del 4 por ciento en la producción de acero. Y la producción metalmecánica cayó 3,1 por ciento.

La producción del rubro sustancias químicas y petroquímicas también se redujo, pero apenas 0,8 por ciento. Esa contracción, según la UIA, se rige a que en los meses previos, el sector trabajó en niveles superiores a la demanda del mercado, lo que provocó cierto aprovisionamiento para los meses más fríos del año, por miedo a que se produjeran restricciones en el suministro de gas.