Se vienen más novedades para usuarios de celulares

Tienen que ver con el fraccionamiento por minuto y el cálculo de la llamada desde que se aprieta la tecla "send": dos modalidades de facturación que suponen millonarios montos por servicios que realmente no utiliza el consumidor.

Parece ser que se vienen nuevos cambios para los usuarios de celulares en Argentina y tendrían que ver con la forma en que las compañías facturan el servicio que brindan a sus clientes, referida a dos situaciones que no son novedad, ya que se comentaron mucho cuando comenzaron a funcionar los móviles que hoy suman decenas de millones en nuestro país.

Apenas implementada la portabilidad numérica, derecho que tiene el usuario de conservar su número de celular cuando cambie de compañía, trascendió que el Gobierno nacional obligaría a Movistar, Personal, Claro y Nextel a modificar la manera en la que actualmente cobran el servicio de llamadas a sus clientes.

Por un lado, se impondrá a las prestadoras que fraccionen las llamadas por segundo y no por minuto como sucede actualmente. Algunos expertos en comunicaciones y también memoriosos recordarán que sobre esto se habló mucho durante los primeros años de la telefonía celular por estas latitudes, y se resaltaba el importante plus en la facturación que debemos pagar los usuarios por segundos que realmente no utilizamos. Para decirlo en términos claro, hay un importante porcentaje de tiempo en cada llamada que las empresas cobran pero nadie usa.

Por otro lado, se estaría estudiante al más alto nivel del Gobierno la obligación de que las compañías prestadoras solo podrán facturar las comunicaciones a partir del momento en que son respondidas.

Vale decir que contaría desde el momento en que el usuario acepta la llamada (la responde) y no desde que, el que realiza la llamada aprieta el botón verde -la tecla send- como sucede hasta ahora.

Como en el caso del fraccionamiento por minutos, aunque desconocemos porcentajes, se puede calcular como muy importante el "derrame" de facturación por tiempo de servicio que realmente no se utiliza. Esta cuestión es menos conocida por la mayoría de los clientes, pero sorprendentemente funciona así desde el primer celular en Argentina.

Según distintas fuentes, en estos cambios están trabajando la Secretaría de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Comunicaciones y la redacción de la medida ya estaría prácticamente terminada. Faltaría determinar si se la implementará por decreto presidencial, por resolución de los organismos específicos o si tendría tratamiento legislativo.

Esta nueva regulación llegaría a un mes del inicio de la portabilidad numérica, por la cual los usuarios podemos cambiar de operadora telefónica sin cambiar el número de celular, un viejo derecho de los consumidores que fue postergado por mucho tiempo y que, sin embargo, no ha despertado tanto interés por los usuarios.

Para quienes gustan seguir de cerca el tema comunicaciones en Argentina, habría que tener en cuenta, además, que estas regulaciones que se estarían estudiando, se las deben enmarcar en otro cambio para las compañías de celulares que llegará desde algunas provincias.

Por ejemplo, en el conflictivo paquete impositivo que busca aprobar Scioli en la provincia de Buenos Aires, un tanto "perdido" bajo la gran difusión que tuvo el polémico aumento del impuesto inmobiliario rural, figura un artículo que habilitaría a los municipios a cobrar tasas por el uso del suelo y del espacio aéreo a empresas de comunicación radicadas en su territorio.

De esta posibilidad ya se había hablado años atrás, pero no tuvo curso favorable, cuestión que ahora podría darse vuelta por las necesidades financieras de los estados provinciales que se "derraman" hacia los ahogados municipios.

En su momento, el fuerte lobby que argumentaba en contra del impuesto municipal por el uso del suelo y del aire para las empresas de comunicaciones esgrimían el fantasma del aumento de tarifa, es decir que esto lo terminaría pagando el usuario. Ahora las realidades cambiaron y vale la pena estar atentos. Costamagna

Se vienen nuevos cambios para los usuarios de celulares, ya que trascendió que el Gobierno nacional obligará a las compañías prestadoras a modificar la manera en la que actualmente cobran el servicio de llamadas a sus clientes.
Se trataría de implementar la obligación para Movistar, Personal, Claro y Nextel de fraccionar las llamadas por segundo y no por minuto como sucede actualmente.
Algunos memorios y expertos en telecomunicaciones recordarán que sobre la cuestión del fraccionamiento se habló bastante durante los primeros años de la telefonía celular en Argentina y se resaltaba el importante plus en la facturación a favor de las compañías que producía ese fraccionamiento. Lisa y llanamento, hay un porcentaje importante que se cobrar pero el usario no utiliza, para decirlo en términos claros.
Otra cuestión que se estaría estudiando al más alto nivel del Gobierno es que las comunicaciones solo podrán ser facturadas a partir del momento en que son respondidas. Vale decir que se contaría desde el momento en que el usuario acepta la llamada y no desde que, el que realiza la llamada aprieta el botón verde, la tecla "send", como sucede hasta ahora. Como en el caso anterior, aunque desconocemos porcentajes, uno puede imaginarse que también por este método se "desliza" facturación por servicio que realmente no usamos.