Se cumplieron 20 años del envío del primer SMS

Supuestamente, esta semana, se cumplieron 20 años del envio del primer mensaje de texto por celular; aunque Wikipedia afirma que la fecha no es esta, si no el 3 de diciembre de 2012.

Sin mediar en la verdadera fecha del aniversario, esta fue una de las noticias de la semana y, sin lugar a dudas, un tema relevante que nos pone a pensar en el presente y en lo que se viene y, por supuesto, en buena forma la excusa para conocer la historia.

La consultora en comunicaciones Enrique Carrier y Asociados publicó un artículo referido al tema; definiendo al SMS como el negocio legal más rentable cuya base fue usar el sistema de señalización y control del tráfico de redes telefónicas para enviar mensajes cuando no había tráfico de voz.
La gran demanda de los usuarios ha requerido mayores inversiones, mas allá de querer mantener un costo mínimo para la utilización de ellos.

Los mensajes de texto tienen origen bajo la tecnología GSM, el resultado del modelo de las políticas de Europa que estandarizaron su comunicación bajo esta tecnología. Es por eso que su difusión tuvo que ver, principalmente, con las diferencias culturales entre Europa y EE. UU.

El modelo europeo resulto más positivo que el americano para el avance cultural ya que en EE.UU se demoro el desarrollo del negocio de
El especialista Enrique Carrier, explica que “en Argentina, si bien ya Movicón ofrecía el servicio de SMS por el año 2000, éstos sólo funcionaban dentro de su red CDMA y requerían que los interlocutores contaran además con terminales digitales (que eran pocos en aquél entonces). De más está decir que no tuvieron éxito. Por eso no fue sino hasta el 2004, cuando Claro, Personal y Unifón comienzan su fuerte apuesta a GSM, que los SMS se popularizaron. Al poco tiempo también se interconectaron con redes de otras tecnologías y su crecimiento fue meteórico, transformándose en un negocio espectacular.”

La disponibilidad de una alternativa de comunicación notablemente más barata que el uso de la voz fue clave, junto a los menores costos de los terminales GSM, para que el servicio celular en Argentina tuviera el meteórico crecimiento que se registró desde mediados de la década del 2000, agrega.

La revolución de este tipo de mensajes fue asociada a la alta demanda de los jóvenes y adolescentes y a la inclusión de los niveles socioeconómicos más bajos que no podían acceder a la telefonía celular básica.
En poco tiempo, todos se habían acostumbrado a escribir con un teclado numérico.

Según explica Carrier, “hoy, el panorama de los SMS presenta algunos nubarrones. La creciente popularidad de sistemas de mensajería instantánea (MI), como Whatsapp o BBM, basados en el uso de redes de datos y cuyo costo ya no es unitario sino que dependen de un abono de monto fijo, amenazan a los famosos mensajitos. De hecho, en mercados donde el uso de datos móviles ya está más difundido, comienza a verse una caída en el tráfico de SMS.”

No obstante a esta cuestión, por ahora los SMS sobreviven. “En primer lugar, porque los propios operadores querrán mantener un negocio que controlan frente a alternativas OTT que los dejan prácticamente afuera y por ello, en algunos mercados ya aparecieron abonos ilimitados para su uso. Por otra parte, los SMS cuentan con una fortaleza que los sistemas de MI no tienen. Cualquier celular, independientemente de su fabricante y operador, puede recibir y enviar SMS. Esto no ocurre con la MI , que requiere que ambos interlocutores utilicen la misma plataforma”, diferencia la consultora.

Quizás pasen al olvido con el correr de los años, pero sin lugar a dudas “a los SMS” se los recordará por ser el servicio que impulsó el crecimiento de tan tamaña tecnología y que nos ha simplificado tanto la comunicación.