Algunas reflexiones sobre el precio de la soja

El ciudadano de a pie que vive en Pergamino -salvo que sea un despreocupado total- tiene algún nivel de conciencia de que uno de los factores exógenos que influyen en su economía personal y familiar es el estado de la economía agrícola, como que vive en una hermosa ciudad que está en medio de las fértiles "pampas argentinas", rica en producción de animales otrora, reina del maíz en la época en que el poeta Gimenez Colodrero la definió en sus versos y, en las últimas décadas, punto principal del extremo sur de la región núcleo del cultivo de la soja.

dsc 1752-300x199

El ciudadano de a pie que vive en Pergamino -salvo que sea un despreocupado total- tiene algún nivel de conciencia de que uno de los factores exógenos que influyen en su economía personal y familiar es el estado de la economía agrícola, como que vive en una hermosa ciudad que está en medio de las fértiles "pampas argentinas", rica en producción de animales otrora, reina del maíz en la época en que el poeta Gimenez Colodrero la definió en sus versos y, en las últimas décadas, punto principal del extremo sur de la región núcleo del cultivo de la soja.

Como reflejo fiel de la sociedad desde hace casi un siglo, no debe extrañar entonces que el DIARIO LA OPINION publique mas frecuentemente que otros en sus páginas -desde siempre- datos, opiniones y comentarios que tienen que ver con el campo que tanto nos influye y tanto nos preocupa, aunque no tengamos ni una hectárea, ni nada que ver con sus actividades económicas cercanas.

En esos frecuentes análisis, algunas veces me piden que escriba algo al estilo de mi programa "Economía & Empresas" en Radio Mon, es decir para que esa persona que mencionamos, que sabe que le puede ir bien o no tan bien de acuerdo a "como le va al campo", tenga una idea general de la situación. Cuestión a la que accedo, agradeciendo la amabilidad del diario de la ciudad, porque me queda muy bien desde mi absoluta ignorancia como analista de mercados y mi total incapacidad de aconsejar qué hacer con la soja.

Ventas demoradas

Y el motivo en esta oportunidad es el valor que tiene la soja. Hasta dónde conozco su precio es mejor del que se podría calcular en estos meses, cuando se produce la entrada al mercado mundial de la cosecha sudamericana, principalmente Brasil y Argentina. Es que las malas cosechas anteriores (en todos lados) bajaron los stocks mundiales (las reservas guardadas) de manera tal que no es extraño enterarse que el poroto sube en Chicago por bajos suministros, ante una demanda que sigue muy activa y tiene nombres en idioma chino cantonés, principalmente.

Y esto es todo lo que necesitamos saber acerca de por qué la soja vale lo que vale. Pero quiero también contarle que la creación del "Silo Bolsa Bank" (ver artículo de este diario del domingo 20 de enero de 2013) no es un invento argentino. O si lo es, ha sido rápidamente adaptado por los brasileros y cuando lo creen necesario también lo utilizan los norteamericanos. Con lo que, tengo la sospecha, de que la práctica de retener soja y venderla en cuentagotas es un fundamento de precio que tiene su importancia. Se lo dejo a su criterio, diría mediática morocha argentina.

En el boletín semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, publicado anteayer, se habla de "retraso" en las entregas de los socios grandes del Mercosur. En el artículo "La prima climática le ganó al Usda", escrito por Emilce Terré, se afirma que "para los primeros días de julio el Ministerio de Agricultura informaba compras totales de soja en el país por 24,7 millones de toneladas, lo cual representa algo más de la mitad de la producción estimada por GEA, (Guía Estratégica para el Agro) continuando el retraso que veníamos notando las últimas semanas en el ritmo de ventas con precio en firme mientras que las transacciones con precios a fijar muestran un comportamiento acorde a lo observado en campañas anteriores".

Añade luego que "con valores internacionales muy distantes de lo que se podía obtener para esta misma época del año anterior, las ventas en Brasil también se muestran retrasadas, incluso considerando que la época de cosecha en nuestro vecino país ocurre semanas antes que en Argentina. En efecto, según datos de Safras & Mercado, se ha vendido el 78% de la producción estimada, cuando el año pasado dicho porcentaje alcanzaba el 92%".

Ciclos relativos

Es también necesario saber que, en general, los procesos suelen ser cíclicos, con muchas variantes y fundamentos de mercado hacia la baja o hacia el alza, tanto por especulación como por factores climáticos y agronómicos, pero suelen repetirse. Hay que saber observarlos.

Lo que ocurre es que, quienes no estamos directamente en el negocio, no tenemos en cuenta esos factores y nos olvidamos lo que pasó un año atrás. Es por eso que nuevamente recurro a mi archivo personal de LA OPINIÓN y les recuerdo que el domingo 8 de julio de 2012 en el penúltimo párrafo del artículo titulado "La soja que nos importa a todos" se pudo leer lo siguiente: "Con stocks que quedarán seguramente muy menguados y una demanda constante no puede esperarse otra cosa que buenos precios para la próxima campaña de soja".

Si nos quiere felicitar porque está ocurriendo lo que escribimos hace un año atrás (hablando de procesos cíclicos) lo aceptamos, pero honradamente debemos reconocer que tal pronóstico venía "cantado", como suele decirse.

Coyuntura

Se puede decir hoy que pasará dentro de un año o, al menos, cuando comience a embarcarse la soja de la campaña 2013/2014 que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) pronosticó el jueves pasado que sumaría 53 millones y medio de toneladas?. Sí. Seguramente caerá su precio porque se avecinan mejores cosechas en el norte y en el sur y los stocks se recompondrán, salvo que ocurran contingencias climáticas importantes. Dicho esto, tanto sea como para recordar que el negocio de la soja no suele ser tan sencillo como parece, incluídos clima y gobiernos.

Conviene tener en cuenta, además, que el precio puede parecer alto pero eso no significa que el balance final para el productor sea bueno. El economista del INTA Pergamino, Reinaldo Muñoz, en su informe del 1º de Julio pasado afirma que " la atención está puesta en el fin de la temporada de soja y, pese a los precios firmes, los resultados no son los esperados para la economía de los productores".

Por lo cual, el doctor Muñoz comenta que " la decisión de guardar la mercadería en bolsones o en el acopio, tienen el riesgo precio de una baja estacional en los EEUU. Las mismas se trasmiten casi directamente al mercado local, lo cual hace necesario realizar coberturas flexibles fijando precios y alguna posibilidad de capturar ganancias".

En esta misma cuerda, el economista rosarino Salvador Di Stefano dijo el jueves pasado al programa Economía & Empresas por Radio Mon que "si el hombre de campo que tiene soja y todavía no vendió con estos precios extraordinarios y bueno....se queda comprado con una mercadería que a futuro está en Chicago 120 dólares más barato que ahora, creo que no está leyendo bien la coyuntura".

Estamos parados entre precios fuertes por gran demanda y stocks reducidos, por un lado, y perspectivas de mucha soja para la próxima campaña. Si la oferta aumenta y los stocks se recomponen a valores normales el precio tendería a bajar. El productor de soja tendrá seguramente otro precio al final del ciclo 13/14. Es probable que sea menor. Habrá que ver si, a pesar de eso, sigue siendo un buen negocio cultivar soja. Dentro de un año hablamos.

Publicado el 17/7/2013
Originalmente publicado en Diario La Opinión de Pergamino, domingo 14 de julio de 2013