Los pequeños comercios quieren entrar en Precios Cuidados

 Mientras que la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires reclama sumar a 70.000 comercios de la provincia al programa, la Cámara de Comercios Alimentarios de Pergamino piensa en gestionar apoyo para armar una propia canasta con precios más bajo. Ambos casos plantean la pérdida de competitividad con los grandes cadenas de supermercados.

 

La Cámara de Comercios Alimentarios de Pergamino (CAP) quieres formar un "pool" de compras entre sus comercios adheridos para recuperar la competitividad perdida que significa no estar incluídos en el plan de Precios Cuidados del Gobierno, que se acordó solamente con las grandes cadenas de supermercados.

El presidente de la entidad, Nelson Figueredo, al informar el miércoles de la semana pasada que la canasta de productos que mide la entidad subió 7,76 por ciento en enero, enfatizó que de esta manera "se podrá armar y ofrecer a los vecinos de Pergamino una canasta que incluya los principales productos con un precio racional y que encuadre con los Precios Cuidados", aunque para concretarlo necesitarían algún tipo de respaldo gubernamental.

En el mismo sentido, la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba) pidió a la Secretaría de Comercio que "sume a sus afiliados al plan de Precios Cuidados", ya que la actual situación "genera una fuerte distorsión en el mercado que favorece a las grandes cadenas minoristas en detrimento del negocio tradicional".

La Cepba agrupa a 70.000 empresas a través de 264 cámaras en nuestra provincia (entre ellas la Cámara de Comercio Industria y Servicios de Pergamino) y tiene una posición difiere con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en cuanto a los niveles de ventas de los negocios minoristas.

Afirma Cepba, en un comunicado difundido difundido el viernes pasado, que el objetivo de su propuesta es la de "potenciar la oferta de Precios Cuidados para generar una fuerte competitividad con Carrefour, Walmart, Coto, Jumbo, La Anónima y otros y, al mismo tiempo, "neutralizar el peligro de un fortalecimiento del poder oligopólico que estas empresas no tienen escrúpulos en ejercer".

Por su parte, Nelson Figueredo, presidente de la CAP, dijo en conferencia de prensa que "quedó en claro quiénes son los que destruyen el tejido socioeconómico de las localidades: las empresas multinacionales" y que el Gobierno "de algún modo nos dio la razón" porque con la exclusión del programa de precios "nuestros comerciantes con son formadores de precios".

Figueredo pidió a los comerciantes que actúen con rechazo a los aumentos desmedidos que "quieren imponer los proveedores en perjuicio de los consumidores" y enfatizó que "el comerciante de proximidad cuida el bolsillo de los vecinos, y nosotros, desde la Cámara, trabajamos para tratar de acercarnos al precio fijado por el Gobierno, pero nos damos cuenta de que en muchos casos estamos por debajo de los valores de los productos con Precios Cuidados".

Posiciones coincidentes de las entidades, del orden local y provincial, que deberían significar un incentivo para que el Gobierno los incorpore al programa Precios Cuidados. Salvo media demasiada dificultad para hacerlo, es indudable que la inclusión de los comercios de proximidad tendría que fortalecer el control de precios y contribuir al control de la inflación.

Publicado el 2/3/2014