FAO: El índice de precios de alimentos registró en agosto su mayor caída mensual desde 2008

FaoIndiceAlimentos

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que los precios internacionales de los alimentos básicos disminuyeron en el mes de agosto. Resultaron afectados  casi todos los principales productos alimentarios, excepto las carnes. Se elevan las previsiones para la producción mundial de cereales.

 

Los precios internacionales  de los alimentos básicos registraron en el mes de agosto de 2015 una media de 155,7 puntos.  La caída es de 8,5 puntos, equivalente a un 5,2% menos que en julio.

Los factores señalados como causas más importantes de la baja del índice de precios de los alimentos comprenden: el elevado volumen de suministros, la depresión de los precios de la energía y las preocupaciones por la desaceleración económica en China con sus consecuentes influencias negativas sobre la economía y los mercados financieros mundiales.

En el índice de precios de los alimentos del organismo de Naciones Unidas  se tienen en cuenta los intercambios comerciales realizando un seguimiento de cinco grupos principales de productos alimenticios básicos: cereales,  aceites vegetales, lácteos, azúcar y carnes. Es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta conformada por los grupos de alimentos mencionados.

Los primeros cuatro grupos tuvieron una tendencia general a la baja de sus precios en el período considerado, y, por el contrario, los precios de la carnes se mantuvieron estables con respecto al mes anterior (julio 2015). Los precios internacionales de la carne ovina tuvieron un leve aumento. Sin embargo, estableciendo una comparación con el récord histórico de los precios de la carne de  agosto de 2014, experimentaron una caída general del 18%, siendo las más afectadas las carnes de ovino y porcino, aunque las de bovino y aves también descendieron notablemente, tomando como referencia el récord histórico señalado.

Con respecto a los demás grupos de alimentos cuyos precios se redujeron en agosto de 2015, la FAO en su informe detalla que, para el caso de los cereales, su índice de precios promedió 154,9 puntos con un descenso del 7,0% respecto del mes anterior y del 15,1% en relación a 2014. Tal caída se vio traccionada por la baja de los precios del trigo y el maíz luego de dos meses consecutivos de leves aumentos. En el caso del trigo, los suministros abundantes, más las cosechas mayores a lo previsto en el hemisferio norte dieron como resultado una disminución de sus valores. El repliegue de los precios internacionales del maíz se produjo por la mejora de las perspectivas sobre la producción en Estados Unidos y una previsión de mayores ventas de Brasil. En el período en cuestión, también se vieron debilitados los precios del arroz poniendo de manifiesto  la fuerte competencia entre exportadores.

La media del índice de precios de los aceites vegetales  fue de 134,9 puntos en agosto lo que significó un 8,6% menos que en julio de 2015, siendo este su valor más bajo desde marzo de 2009. Se atribuye este descenso prolongado en el índice de precios de este grupo de alimentos al comportamiento de los mercados de aceite de palma ya que sus precios internacionales registraron el nivel más bajo desde hace seis años y medio como consecuencia de la desaceleración de la demanda de importaciones, fundamentalmente de China e India por las expectativas de aumento de su producción. Otros factores que menciona el informe de la FAO, como causas de la tendencia a la baja en el índice de precios de aceites vegetales son: las  previsiones de aumento en los suministros mundiales de soja en 2015/2016; la caída de los precios del petróleo y las preocupaciones por la desaceleración económica en China.

Por su parte, el índice de precios de los productos lácteos, experimentó en agosto una baja del 9,1% a 135,5 puntos de los 149,1 puntos registrados en julio. La principal causa del descenso se atribuye a la caída de los precios de la leche en polvo (que fueron los más afectados), quesos y manteca por la menor demanda de importaciones de China, Cercano Oriente y África del Norte, teniendo en cuenta que la disponibilidad de productos exportables es, en general, abundante.

El índice de precios del azúcar sufrió una fuerte caída en agosto: 10% menos que el mes de julio, con una media de 163,2 puntos. Se señalan dos causas principales, en primer término, la depreciación del real brasileño frente al dólar  estadounidense y, en segundo lugar, mayores expectativas de que la India se convertirá en exportador neto en la temporada actual 2015-2016.  

Concluyendo con su informe, la FAO analiza el suministro mundial de cereales en 2015 dando cuenta de sus últimas previsiones que estiman la producción mundial de cereales en 2.540 millones de toneladas (13,8 millones de toneladas más de lo previsto en julio), pero 21 millones de toneladas menos que el récord de 2014. Además,  se realiza la misma previsión para la producción mundial de cereales secundarios.

La actualización de los valores de julio se debió, principalmente, a las mejores condiciones de crecimiento que las previstas en Argentina, para el maíz; Brasil, también en el maíz; y en Estados Unidos, para maíz y sorgo; que compensaron sobradamente la caída en la producción de maíz en la Unión Europea cuyas expectativas de rendimiento se vieron afectadas por las condiciones climáticas.

Asimismo, se han actualizado los pronósticos  para las producciones  mundiales de trigo y de arroz, estimando mayores valores que los previstos en el mes de julio.

La FAO prevé que las existencias mundiales de cereales al momento de cierre de las temporadas de 2016 será de casi 12 millones de toneladas más que las pronosticadas en julio por mejores perspectivas de los cultivos que ubican los datos de la actual temporada a 6 millones de toneladas, equivalente a tan sólo un 1% por debajo de su récord de apertura.

Publicado el 24/10/2015