Rizobacter duplicó la oferta en el tratamiento profesional de semillas en el país.

NTR

El modelo de negocio ya ha sido exportado a Brasil, USA, Uruguay, Paraguay, Bolivia , Austria y Sudáfrica.                               

Acompañando la  demanda, las semillas listas para la siembra se presentan como una alternativa fundamental en estos tiempos que corren. En efecto, en los últimos años crecieron considerablemente la cantidad de Nodos Tecnológicos Rizobacter (NTR) donde se pone al alance del productor tecnología profesional para el tratamiento de las simientes.

Está práctica se está imponiendo con fuerza en los modelos de producción que buscan la mayor eficiencia: al asegurar una cobertura y adherencia uniforme de los inoculantes y terápicos se obtiene una semilla de calidad superior que  disminuye los riesgos de una resiembra y   previene perjuicios económicos y operativos en la campaña, debido a que asegura una considerable simplificación de tareas y optimización de los tiempos. 

La semilla tratada profesionalmente alcanza, en Argentina, alrededor del 10% del área sembrada. En particular Rizobacter vio duplicada la demanda en los últimos años. Sus centros de tratamiento vienen creciendo un 30 por ciento en cada  campaña. Hoy   existen 23 centros NTR, mayormente ubicados en la pampa húmeda.

Los nodos tecnológicos son plantas de tratamiento profesionales que cuentan con máquinas específicas y un equipo de especialistas para garantizar la calidad de aplicación y mayor uniformidad en la distribución de productos. 

La gran aceptación que experimenta en el mercado local, motivó a la compañía a trasladar este modelo de negocio a otros países donde comercializa sus productos: Brasil, USA, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Austria. La última incorporación fue la recientemente inaugurada planta en Delmast, Sudáfrica.

El desarrollo de la tecnología de inoculantes Larga Vida (LLI, Long Life Inoculant) ha permitido dar un salto evolutivo en el servicio con la complementación  de fungicidas  e insecticidas, simplificando considerablemente las tareas del productor, reduciendo los costos y dosis aplicadas. Los beneficios luego se traducen en todo el ciclo del cultivo, comenzando con una mejor implantación, aumento del aporte de la fijación biológica del nitrógeno ,el control de patógenos e insectos que afectan los primeros estadios.

Esta alternativa que permite evitar riesgos en el manejo, tales como sub y sobredosificaciones,  continua con una tendencia del mercado hacia nuevas tecnologías que lleguen a las semillas únicamente mediante tratamiento profesional, por lo que es una práctica que se acentuará en los próximos años.

En esa línea se encuentran el diseño de  nuevas moléculas de fungicidas, insecticidas, estimulantes y polímeros así como también el desarrollo de productos biológicos (inoculantes) con capacidad de resistir todavía más tiempo viables sobre las semillas.

Cabe destacar que Rizobacter cuenta también con un servicio de tratamiento profesional  móvil diseñado para productores de amplias extensiones, que manejan grandes volúmenes de semillas para tratar y a quienes, por lo tanto, les resulta más complejo llegar en tiempo y forma a abastecer todos los equipos de siembra necesarios.

Publicado el 2/12/2015