Entre Foro de Davos, más deuda y la economía real

ForoDavos

Con números de crecimiento y metas de inflación que comenzaron a ser discutidas: todos indican que Argentina dejará la recesión en 2017 pero hay distintas miradas acerca del número; con la inflación, en cambio, ya aparece como casi imposible alcanzar la meta de 17% máximo, aunque abiertamente no se lo diga desde el Gobierno. Una semana donde la vista está puesta en una nueva reunión del Foro Económico Mundial en Davos, con resultados para la delegación argentina que tendrán que ver más con la toma de deuda que con la economía real.

 

Esta semana que comenzamos está cargada de expectativas por parte de los inversores ya que Argentina inició una presentación para colocar deuda en los mercados internacionales por hasta 5 mil millones de dólares en nuevos bonos, hoy en Londres y mañana en Boston y Los Angeles, con el cierre de la operación el día jueves, 24 horas antes de asumir Trump como presidente de Estados Unidos.

Al mismo tiempo el gobierno tratará de colocar otros bonos en pesos y bajo ley local por mil y 2 mil millones de dólares con expectativa basada en la liquidez que presenta actualmente el mercado.

Se descuenta, al menos, un relativo éxito de estas colocaciones que, en una mirada más fina por parte de los analistas económicos, dará un panorama actual de la situación de la economía, con algunos frutos cosechados y otros todavía demasiado verdes o en lista de espera.

Después de la recesión económica de 2016 que estaría en 2,5% aproximadamente, todos coinciden en una recuperación del producto para este 2017, aunque al poner números aparecen un amplio abanico de cifras que se pueden ubicar en un 2% en el piso más pesimistas y hasta algo más de 3 y medio por ciento en el techo del optimismo.

Se descree, en general, que se alcance la meta de inflación planteada para este año por el Banco Central, 17% como techo, y se espera un dato más ajustado a la realidad de más de 20%, posiblemente entre 21 y 22%, para lo cual se necesita que las tasas de interés permanezca relativamente elevadas, lo que por otro lado condiciona la recuperación.

En medio del intríngulis histórico de "si aflojo aquí se me escapa allá" se espera también una lenta pero sostenida recuperación del poder adquisitivo del salario lo que podría recomponer el consumo, cuestión saludable para fogonear la economía pero que va directo al costo de las empresas, presionadas por impuestos y una recomposición tarifaria que seguiría produciéndose este año.

Mientras tanto, la atención también estará puesta en la 47ma. reunión anual del Foro Económico Mundial, que empezó este martes y terminará mañana, en la ciudad suiza de Davos, donde debutará en foros mundiales el flamante ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

Publicado el 18/1/2017