Razones para no pagar para ver fútbol por televisión

superliga

No se trata de desacreditar ningún negocio ni tampoco -en este caso- ningún grupo empresario, sino de plantear dónde están las ventajas para el consumidor de un producto re tarifado pero que sigue siendo mediocre. Por qué hay que pagar solo por el paquete completo, por qué no se pueden ver los partidos por internet y el protagonismo de los televidentes del fútbol como audiencia para anunciantes, son algunos planteos que pueden hacerse para preguntarnos dónde están las ventajas para el consumidor en el nuevo negocio de la pelota. 

 

Este fin de semana marcó el comienzo de la era del fútbol de la Súper Liga que significa que, de ahora en más, salvo un pequeño período de gracia, habrá que pagar para ver los partidos por televisión.

Sin olvidar que esto ocurre a pesar de las promesas electorales del gobierno actual de que no se cambiaría la gratuidad del Fútbol para Todos, se podría admitir con resignación que los que no vamos a las canchas y lo vemos sentados frente al televisor, también debemos pagar.

De ahora en más para ver el fútbol argentino por los canales de las empresas Fox y Turner, ganadoras del negocio que licita la Asociación del Fútbol Argentino, habrá que desembolsar 300 pesos por mes para el "pack pelota de 11 contra 11", que este sitio ha decidido no contratar.

No pagaremos para mirar fútbol por televisión, imitando la actitud de algunos que harán lo mismo y se negarán a comprar el producto que -seguramente serán un gran minoría- lo hacen tanto porque deciden no enfrentar el gasto como por convicción.

Antes de ser acusados de "anti progreso" o de "anti tecnos", permítanos recordar que uno de los motivos principales que justifican no pagar, es que los jeques del fútbol vernáculo (muchos de ellos famosos por otras actividades) han pensado a la Súper Liga inspirados en el gran fútbol europeo, pero olvidando un detalle: el producto.

Lo idearon, se pusieron de acuerdo entre algunos, como corresponde lo sometieron a votación (sin violar la matemática como les ocurrió en otra oportunidad), se armó la Súper Liga, vendido, listo. Pero nada indica hasta ahora que se hayan preocupado por ofrecer un mejor producto. El fútbol mismo, vale la aclaración. Y también vale porque en los aspectos técnico-artísticos existen muy buenas herramientas técnicas y un material humano acorde, y esto no está en duda.

Aun arriesgándonos al enojo de la pléyade de periodistas deportivos, los partidos de fútbol son malos, mediocres, algunas veces pésimos e insoportables, por los que no vale pagar un solo peso.

No pagaremos por un producto de mediocre para abajo, cómo es el fútbol argentino -en tanto juego-salvo excepciones que confirman la regla, y que tienen que ver con la desigualdad de poderío de los equipos contra el grupito de los grandes, que para contarlos sobran los dedos de una mano.

Pero dejando esto que es muy opinable y para todos los gustos, hay otros argumentos para no pagar para ver el fútbol. Hasta ahora era gratis para el público, salvo el triste período en que "televisaban" los encuentros con la crueldad absoluta de enfocar solamente a las tribunas y no el campo de juego. Pero la gratuidad no impedía el negocio de las empresas de televisión por medio de la publicidad. Está claro.

Lo que nadie dejó claro es que si, ahora, que los ingresos vendrán por los televidentes, dejarán de pasarnos publicidad hasta ocupar parte de la pantalla y no dejar ver algunas jugadas, o si seguirán además explotando el negocio de los anuncios.

Lo que los consumidores debemos razonar es que somos, todos juntos, una masa de potenciales compradores que las empresas venden a los anunciantes. No se pretende que nos paguen por eso. Pero además nos cobran?. No hay una pequeña parte del negocio, aún intangible, para los "hinchas de living?.

No debería ser libre de publicidades las transmisiones de los partidos de la Super Liga, inclusive la publicidad estática de los estadios? Esta es una buena razón para no pagar por ver fútbol por televisión. O para reclamar que no nos cobren.

No pagaremos para ver fútbol por televisión, además, porque no podemos comprar solo los partidos que nos interesan, por supuesto pagando mucho más en relación a todo el Pack Fútbol, un conjunto que las empresas no desarman, quizás sabedoras de la mediocridad promedio del producto a la que aludimos más arriba.

Y no es todo. Por qué no se permite ver los partidos por internet, por medio de streaming, como se lo conoce?

La respuesta, imagina uno, tiene que ver con el negocio de las empresas de cable. No deberían también dar la posibilidad de verlo por internet, pagando claro, ya que es perfectamente posible desde lo técnico.

En conclusión, una serie de argumentos válidos para no estar de acuerdo con pagar para ver el fútbol por televisión. Seguramente habrá otros análisis desde el punto de vista de posiciones dominantes de empresas o grupos de empresas. No faltará el enfoque social por el lado de la pasión popular. Obviamente, no es la pretensión de este escrito.

Lo que estamos planteando es una serie de preguntas cuya respuesta adecuada podría despejarnos la sensación de abuso que tenemos los consumidores. También en otras cuestiones, más y menos importantes que el fútbol.

Publicado el 27/8/17

Por EMC para economiayempresas.com.ar