INFLACION: PEOR QUE HACE UN AÑO ATRAS

InflacPeorFeb18

Lo afirma la consultora Economía & Regiones. Cuáles son los ingredientes que hacen difícil cumplir la meta?

 

El cambio de metas de inflación va a tener consecuencias diametralmente opuestas a las esperadas por el gobierno, porque no generará mayor nivel de actividad, pero sí más inflación que la originalmente prevista para 2018, afirma Economía y Regiones.

En su habitual comentario semanal, la consultora afirma que en materia de inflación, el escenario monetario de inicios de 2018 luce más complicado que hace un año atrás. En este sentido y al menos hasta ahora, hay varios “ingredientes” que invitan a pensar que la meta 2018 es más difícil de cumplir.

Entre ellos menciona "el incumplimiento de su compromiso con la sociedad" en cuanto a la meta de inflación por parte del Banco Central "por un margen grosero que menoscaba su credibilidad y reputación".

A renglón seguido, E&R enfatiza que la Jefatura de Gabinete "violó la independencia de la autoridad monetaria" cuando cambió las metas de inflación y decidió tolerar 10 puntos más de inflación en 2018/2019, lo cual "hirió de muerte la credibilidad y reputación del Central".

Lo expresado cortó el proceso desinflacionario que "hoy por hoy está muerto", dicen, y agregan que la inflación actual está más lejos de la meta 2018 (+15%) que lo que la inflación de hace un año atrás estaba de la meta 2017 (+17%).

Otras señales al respecto indicadas por el artículo de E&R son:

- Las estimaciones privadas de inflación de los primeros cuatro meses de 2018 superan por algunas décimas la inflación observada durante los primeros cuatro meses de 2017, lo cual pone un piso elevado para la inflación 2018.

- Las expectativas de inflación que mira el BCRA (REM) vienen actualmente subiendo, mientras que el año pasado venían en baja.

- El BCRA está cometiendo un error de política monetaria similar al que cometió sobre finales de 2016 y comienzos de 2017 cuando relajó la política monetaria sin que las condiciones monetarias e inflacionarias estuvieran dadas para hacerlo.

Insiste entonces la consultora que "el escenario monetario e inflacionario actual es más complicado que hace un año atrás" y que "para que la inflación baje, la cantidad de dinero tiene que crecer mucho menos", ya que "la inflación no es un problema de ajustes tarifarios.

Si bien los ajustes tarifarios engordan el IPC en meses puntuales, la inflación no cede terreno hace más de un año. ¿Por qué la inflación no cede terreno? La inflación no baja porque el Banco Central sigue emitiendo “de más”.

Publicado el 7/2/2018