¿Hacia dónde va la economía?

bxp27060h

Hacia dónde va después del salto del dólar es la pregunta que se plantea Ecolatina, que prevé una contracción del Producto Bruto Interno argentino en el segundo y tercer trimestre de este año. Al inevitable deterioro de los salarios se sumarán el costo del financiamiento, el deterioro de las expectativas y los recortes en el sector público.

 

A pesar de que en el primer trimestre de este año la economía argentina creció 3,4% interanual, "estirando la tendencia positiva del año pasado", como producto de la sequía, la corrida cambiaria, la aceleración de la inflación y una política monetaria y fiscal más contractivas, " esperamos una contracción del PBI desestacionalizado en los próximos meses (caída del nivel de actividad en el segundo y tercer trimestre del año), dice un informe de Ecolatina.

Agrega que este nuevo escenario "impactará negativamente en la demanda interna", ya que " al deterioro de los ingresos reales (la aceleración de la inflación superará por varios puntos a los aumentos de salario acordados por la mayoría de los gremios en paritarias), se le suma el fuerte incremento del costo del financiamiento, el deterioro de las expectativas (de inversión y del mercado laboral), y nuevos recortes en el sector público (obra pública y gastos de funcionamiento)".

El análisis de la consultora continúa diciendo que "aunque la corrección cambiaria ayudará a reducir el elevado déficit externo (uno de los principales problemas de nuestra economía), el ajuste no será inmediato. El menor dinamismo de la actividad y el salto del dólar acotarán las importaciones, mientras que la mejora de las exportaciones llegará recién en el mediano plazo".

Es que "el stress cambiario desnudó la fragilidad/dependencia del esquema económico al constante influjo de capitales externos. La tregua alcanzada es frágil por lo que no se puede descartar otro evento de tensión cambiaria (de mayor o menor intensidad) en el futuro" afirma Ecolatina.

Finalmente advierte que " diversos eventos podrían desencadenar nuevas presiones alcistas en el dólar, entre ellos podemos destacar: mayores turbulencias en el mercado internacional (suba de tasa internacional y salida de capitales de países emergentes); una incorrecta implementación de la reducción de la tasa de interés de referencia del BCRA (en niveles asfixiantes para la actividad económica); y la posible recategorización o no a mercado Emergente por parte de (la calificadora de riesgo crediticio) MSCI".

Publicado el 4/6/2018