Escriturar es más caro.

A partir del 1º de enero del 2013 con la ley impositiva 4469 (B.O. 27/12/2012) se modificó y elevó el impuesto de sellos para las escrituras de compraventa de inmuebles ubicados en la ciudad de Buenos Aires, de su alícuota del 2,5 por ciento se pasó al 3,6 por ciento.

Para los boletos de compraventas el impuesto de sellos se modificó también del 0,80 % al 1 %. Los contratos de locación se mantienen igual (0,50%).

En el caso de las compraventas se mantiene el tope para la exención del pago del impuesto por ser vivienda única familiar y de ocupación permanente del comprador para propiedades con un valor de hasta $ 360.000. La base imponible se calcula como siempre, sobre el precio o la valuación fiscal o el VIR lo que fuere mayor.

Cabe destacar además que el VIR (Valor Inmobiliario de Referencia) fue también elevado, hecho que también atribuye la suba del impuesto a pagar.

Con la ley impositiva 14.394 para el año 2013, se mantienen las mismas alícuotas vigentes de impuesto de sellos para inmuebles, es decir 1,2% para contratos en general (locación por ejemplo) y 3,6% para compraventa de inmuebles ubicados en la provincia de Buenos Aires.

La base imponible se calcula sobre el precio o valuación fiscal o impuesto al acto lo que fuere mayor. La nueva modificación de la nueva ley impositiva para la Provincia establece un aumento de la base imponible en un 20%, en los casos en que el precio de la operación se exprese total o parcialmente en moneda extranjera.

Además el Registro de la Propiedad Inmueble de la Ciudad de Buenos Aires, el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires y la Inspección General de Justicia subieron los aranceles para trámites, presentaciones y expedición de certificados.

{jcomments on}